Tratamiento del fracaso de los implantes dentales

 

Los implantes dentales pueden durar muchos años, pero hay que cuidarlos. Los estudios estiman que la tasa de éxito de los tratamientos se sitúa alrededor del 90 % de los casos.

Al mismo tiempo, cerca de un 25 % de los pacientes experimenta patologías similares a la enfermedad periodontal de los dientes naturales, que pueden derivar en la pérdida de los implantes.

Dicha pérdida no está provocada por el supuesto rechazo del organismo al implante, que está hecho de un material completamente biocompatible.

El fracaso de los implantes puede deberse a varias causas, bien relacionadas con un diagnóstico y tratamiento inadecuados, bien por la evolución de la salud bucal del paciente.

En todo caso, el detonante del fracaso es la pérdida de las propiedades de la masa ósea que acoge al implante. Al deteriorarse el hueso, los implantes pierden estabilidad y no pueden desempeñar su función.

Por tanto, no queda otro remedio que extraerlos y restaurar de nuevo el hueso para poder volver a colocar nuevos implantes.

En Clínica Bustillo estamos especializados en el tratamiento del fracaso de los implantes dentales. Hemos desarrollado protocolos propios de regeneración ósea para devolver la estabilidad a la zona afectada y ejecutar una nueva restauración dental.

Si tiene problemas con sus implantes dentales, contacte con nosotros para que estudiemos su caso.

Causas del fracaso de los implantes

Tratamiento inadecuado

Diagnóstico incorrecto

Falta de estabilidad primaria

Colocación inexacta

Calidad del implante

Complicaciones post-operatorias

Infecciones

Integración ósea deficiente

Afección en tejidos blandos

Lesiones nerviosas

Incidencias mecánicas

Maloclusión

Bruxismo

Estrés

Problemas en la prótesis

Conducta negligente

Falta de higiene bucal

Tabaquismo

Alimentación deficiente

Ausencia de mantenimiento

Plan de mantenimiento

En Clínica Bustillo pensamos que es un deber del médico responsabilizarse del tratamiento que ha realizado. Aunque no es posible garantizarlo porque no se trata de un producto, sí podemos hacernos responsables de los problemas que puedan surgir.

Como muestra de transparencia y responsabilidad, nuestros pacientes reciben un documento en el que se recoge el plan de tratamiento y los productos y materiales utilizados en el proceso, cada uno de ellos con su correspondiente código de trazabilidad. Es un instrumento de gran valor en las tareas de mantenimiento de los implantes y para abordar, en su caso, futuras intervenciones.

Asimismo, realizamos un plan de mantenimiento de implantes que incluye incluye visitas periódicas para detectar posibles complicaciones, comprobar la estabilidad mecánica, examinar la situación del hueso y la encía, y valorar el estado de la oclusión.

Asimismo, Clínica Bustillo es una de las primeras clínicas de Europa  en la aplicación de un nuevo sistema de limpieza avanzada para eliminar restos biológicos en los distintos componentes del implante.

Galvosurge, sistema pionero de limpieza de implantes

Hemos incorporado un sistema innovador de limpieza de implantes dentales a través de Nobel Biocare, empresa líder en soluciones en implantología, con la que Clínica Bustillo colabora habitualmente.

Se trata de GalvoSurge, un procedimiento pionero a nivel mundial para la limpieza por irrigación de los restos biológicos que se acumulan con el tiempo en los distintos componentes que forman parte de un implante.

En pocos minutos se asegura una completa limpieza del implante con un método sencillo y cómodo para el paciente, que ayudará a conservar las piezas en un estado óptimo y a prevenir la peri-implantitis.

Nuestra clínica es uno de los primeros centros de Europa en ofrecer el sistema Galvosurge

La responsabilidad del paciente

El paciente tiene una gran responsabilidad en el mantenimiento de sus implantes. Si no se implica en la higiene diaria y evita hábitos nocivos como el tabaquismo o la alimentación inadecuada, sufrirá nuevas enfermedades en su boca que podrían conllevar el fracaso de los implantes, piezas siempre más delicadas que los propios dientes naturales que ya ha perdido.

Además de acudir regularmente a las sesiones establecidas en el protocolo de mantenimiento, día a día tiene que mantener hábitos como el cepillado tras cada comida, el uso del hilo dental, la aplicación del irrigador bucal o los enjuagues con clorhexidina para evitar infecciones e inflamaciones.

Damos a nuestros pacientes un plan de mantenimiento de implantes para ayudarles a que los conserven durante muchos años.