Diseño de sonrisa

Hace ya una década, queríamos colocar implantes de acuerdo a una estética facial y dental determinada previamente para cada persona. Tenemos experiencia con la mayoría de las herramientas informáticas para poder diseñar la mejor sonrisa para nuestros pacientes.

Ejemplo de diseño de sonrisa

Es importante señalar que la mejor sonrisa dependerá de la posición de los dientes, que a su vez dependen de la posición  de los implantes, estos a su vez de la posición de los huesos, y estos del aspecto facial previo.

Por lo tanto, el diseño de sonrisa, o el diseño digital de la sonrisa al que nosotros denominamos el diseño facial de la sonrisa, necesita un protocolo de trabajo como el que indicamos a continuación para poder ser realizado:

 

1. Estudio facial y dental: modelos y fotos.

2. Escáner intraoral, archivos STL de la encía residual.

3. Diseño de archivos STL “dientes virtuales” (Técnico de laboratorio).

4. Estudio óseo (TAC facial).

5. Fusión de archivos STLS dentales, faciales y Dicon óseos.

6. Diseño facial y de sonrisa mediante software de tejido blando (Dolphin®/Nemo).

7. Diseño de cirugías faciales o de estructuras protésicas.

8. Diseño de guias de implantes.

9. Colocación inmediata.

Casos de estudio

Los implantes dentales aúnan funcionalidad y estética

Los implantes dentales aúnan funcionalidad y estética

El cuidado de la boca no solo consiste en mantenerla sana, sino también en lograr que siga contribuyendo a la armonía de nuestro rostro. Una de las técnicas que más éxito tiene a la hora de combinar salud dental y estética facial es la implantología. Combinada con otras terapias, la colocación de implantes está desempeñando un papel esencial a la hora de devolver la armonía a rostros que han perdido su equilibrio debido a la pérdida de piezas dentales.

Leer más

Mujeres, hombres e implantología dental

Al igual que en otros aspectos de la salud, la boca también marca algunas diferencias entre hombres y mujeres que los especialistas tenemos en cuenta. Pese a que, en apariencia, los dos sexos contamos con una boca similar, su evolución es diferente a lo largo de los años, tanto por cuestiones anatómicas y fisiológicas como por hábitos de vida. Entre ellas, la disparidad en el diámetro de los dientes, que es mayor en el caso de los varones, lo que tiene sus implicaciones a la hora de sustituir piezas dentales.