Tratamientos de cirugía ortognática: el avance mandibular

Dentro de las maloclusiones de la boca que es necesario corregir mediante la cirugía ortognática, vamos a hablar del avance mandibular, tratamiento necesario cuando las personas presentan una mandíbula pequeña y retrasada con respecto al maxila superior.

Como expusimos en el post dedicado a hablar de la cirugía ortognática, a veces no es posible solucionar los problemas de maloclusión en la boca a través de la ortodoncia porque la clave no está tanto en las piezas dentales como en los huesos faciales.

Es necesario intervenir en ellos para resolver problemas que padece en torno a un diez por ciento de la población y que tienen tanto causas congénitas como adquiridas a lo largo del tiempo, bien por diversos factores: traumatismos, problemas de crecimiento, malos hábitos en la infancia, etc.

Una de las posibles malformaciones es que el paciente presente una mandíbula más pequeña y retrasada, patología conocida como Retrognatia. A simple vista, se puede observar que el mentón está hundido con respecto a la cara.

Este tipo de malformación afecta especialmente a la armonía de la parte inferior del rostro y, en ese sentido, tiene importantes consecuencias estéticas. Por otra parte, también causa dificultades de funcionalidad en la boca: en el habla, la masticación y la deglución. Y también, puede ser un factor en el síndrome de apnea del sueño. Asimismo, a veces puede causar desgaste en la articulación temporomandibular y provocar dolencias posteriores.

En las imágenes podemos observar las diferentes fases de la intervención:

 

Clinica Bustillo paciente con mandíbula retrasada
Situación inicial de la mandíbula
Detalle de la intervención necesaria
Detalle de la intervención necesaria
Ejecución del avance mandibular
Ejecución del avance mandibular
Fijación del avance mandibular
Fijación del avance mandibular
Resultado final de la intervención
Resultado final de la intervención: antes y después.

Si tienes dudas acerca de esta cirugía, contacta con nosotros.