La importancia de los detalles en la cirugía ortognática

 

La cirugía ortognática es uno de los posibles tratamientos con los que se pueden solucionar las deformidades y asimetrías dentofaciales que presenta una parte de la población en su rostro, por problemas en cualquiera de los elementos que lo componen: mandíbula, maxilar, huesos cigomáticos, nariz, regiones orbitarias, dientes y tejidos blandos.

Más allá de la mera estética dental, existen circunstancias en que los pacientes sufren de consecuencias negativas para su salud debido a tales deformaciones. En ocasiones, estas pueden resolverse mediante la ortodoncia, pero otras veces es necesario recurrir a la ortognática, bien de forma complementaria, bien como terapia alternativa.

Por ejemplo, uno de los principales inconvenientes es la maloclusión. El paciente presenta una mordida incorrectamente alineada que le causa dificultades en la masticación, la deglución o la respiración y, asimismo, le puede provocar otras dolencias como dolor de cabeza, dolor en la articulación temporomandibular o apnea del sueño.

Mediante la cirugía ortognática se intervienen en los diferentes elementos de la cara, sobre todo en el maxilar y la mandíbula para resolver, entre otras, las siguientes patologías:

  • Maxilar superior retrasado o avanzado con respecto al mentón, que puede causar problemas de articulación o respiratorios.
  • Mandíbula retrasada o adelantada, que provoca dificultades similares, y también de deglución.
  • Mordida abierta, que se produce cuando dientes superiores e inferiores no contactan al cerrar la boca, lo que causa irregularidades en la masticación.
  • Asimetría mandibular, que ocurre si la mandíbula y el mentón están desviados en relación con el eje vertical de la cara.
  • Deformidades en los labios o en el paladar.

A la hora de llevar a cabo la intervención, es muy importante atender a los detalles porque de ello dependerá en buena medida el éxito del tratamiento. Por ejemplo, cuando se planifica la cirugía, hay que prever cómo quedarán la punta de la nariz, la posición del mentón o los labios, ya que la dimensión estética y la expectativa del paciente con respecto a su autoestima acaban siendo tan relevantes como los aspectos puramente funcionales.

En ese sentido, el desarrollo de la tecnología digital, tanto para la realización del diagnóstico como para la planificación del tratamiento e, incluso, la ejecución de la operación, han contribuido a una nueva era en la cirugía ortognática. Podemos asumir casos más complejos, predecir en mayor medida los resultados y proporcionar una experiencia más llevadera a los pacientes, que se manifiesta en un control más preciso de los tiempos de actuación y post-operatorio.

Por tanto, la incorporación de recursos como el dispositivo de tomografía computerizada de haz cónico (CBCT), el escáner intraoral y el software 3D nos permite tener un conocimiento preciso de los desequilibrios y las acciones más adecuadas para cada persona.

Igualmente, la tecnología nos sirve para simular la operación antes de efectuarse. Programas informáticos nos ayudan a determinar el abordaje más adecuado para cada caso y simular el resultado final, lo que supone una importante mejora en cuanto a la predictibilidad.

En cualquier caso, no se trata de una cirugía “a la carta”, sino una intervención que responde a problemas reales de salud, funcionalidad y estética. Y tampoco es una terapia menor. Por encima de la tecnología, para este tipo de tratamientos se necesita un grupo altamente cualificado de médicos especializados en cirugía oral y maxilofacial, especialistas en anestesiología y reanimación, expertos en medicina intensiva y profesionales de enfermería habituados al trabajo en quirófano.

Las operaciones de cirugía ortognática duran varias horas y es fundamental la coordinación del equipo para alcanzar el resultado previsto y asegurar que el paciente pueda retornar a su vida normal en el menor tiempo posible, con plenas facultades.

En Clínica Bustillo somos conscientes de estas exigencias y por ello hemos impulsado la creación de una Unidad de Tratamiento de Alteraciones Dentofaciales, con profesionales de nuestro centro y el apoyo de especialistas de Clínica San Miguel, donde se realiza la cirugía y se acoge a los pacientes durante su recuperación. Hemos formado una entidad de referencia en el norte de España para este tipo de intervenciones.

Si quiere saber más sobre las posibilidades de la cirugía ortognática en la mejora de su salud, solicite cita previa en el teléfono 948152878 o a través de consulta@clinicabustillo.com.