Funcionalidad y estética en casos complejos de cirugía ortognática

En ocasiones, las patologías abordadas mediante cirugía ortognática presentan una doble vertiente, funcional y estética. Es el caso de un paciente que buscaba una solución para resolver una alteración en la mordida y, al mismo tiempo, modificar el aspecto de su rostro.

Antes de realizar la intervención, se llevó a cabo una planificación quirúrgica completa mediante diseño de sonrisa y estudio 3D de la estética facial. Se imprimieron las estructuras óseas para efectuar una cirugía virtual previa. Así también se pudieron preformar las placas del paciente.

Fig. 1 – Imagen del escáner previo a la cirugía donde se estudia la vascularización de cabeza y cuello.
Fig. 2 – Para la preparación de la cirugía se realiza una guía de corte exacta según la anatomía del paciente permitiendo una gran precisión en el quirófano.

 

Fig. 3Gracias al diagnóstico y diseño previo a la intervención, las placas y tornillos que fijarán el hueso se fabrican de forma personalizada para el paciente, con el fin de que se adapten perfectamente.

 

La cirugía ortognática nos permite colocar tanto la mandíbula como el maxilar en su posición ideal. Con ello, conseguimos resolver la maloclusión y armonizar los rasgos faciales de la persona. Este tipo de intervención, de carácter complejo, ha evolucionado mucho en los últimos años. Podemos abordarlas con mayor precisión, reducir el tiempo de estancia en el hospital y minimizar las posibles complicaciones postoperatorias. Tratamos de utilizar los recursos técnicos y materiales más avanzados para reducir en lo posible el trauma y la recuperación posterior.

En el caso que exponemos aquí, se llevó a cabo una cirugía bimaxilar, que no presento complicaciones. La persona presentaba un importante factor de riesgo porque en su infancia había sido intervenida de un tumor maxilar. Por tanto, estaba comprometida la vascularización de la zona y el hueso presentaba un importante defecto. Sin embargo, la operación pudo realizar sin dificultades y el postoperatorio también transcurrió sin incidencias.

Como puede observarse en las imágenes previas y posteriores al tratamiento, el resultado ha sido muy satisfactorio.