Hay ocasiones en las que el paladar de algunas personas es más estrecho de lo normal, lo que les causa dificultades de alineación en las piezas dentales o de oclusión. Para tratar este problema, además de técnicas de ortodoncia, existe la posibilidad de realizar una intervención quirúrgica para ampliar la anchura del paladar. Técnicamente se conoce con el nombre de SARPE (Expansión rápida del paladar asistida quirúrgicamente, traducción del inglés).

Es una medida indicada principalmente para pacientes adultos. Por lo general, nos encontramos con que o bien el maxilar superior es estrecho o la mandíbula demasiado ancha. En cualquiera de los dos casos, se aumenta la anchura del primero para equilibrar la situación.

Este tratamiento presenta varias fases: en primer lugar, es necesario colocar un aparato (disyuntor) en el interior de la boca para favorecer la extensión. Posteriormente, el cirujano tendrá que realizar varias incisiones en diferentes partes del hueso de la boca con facilitar la expansión inducida por el disyuntor. Los cortes se suturan con puntos reabsorbibles.

En principio, se trata de una cirugía que no requiere hospitalización y que tampoco presenta un postoperatorio complicado. A lo largo de los meses la expansión se consolidará y podrá retirarse el aparato, de acuerdo con el diagnóstico y el tratamiento establecidos por el médico para el paciente.

En el vídeo se puede observar una completa simulación del proceso. No obstante, si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con nosotros.