Preguntas frecuentes

A continuación encontrará respuestas a las preguntas más frecuentes sobre los diferentes tratamientos de cirugía oral y maxilofacial que aplicamos en Clínica Bustillo. Si aún tiene más dudas sobre una materia, póngase en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarle.

¿Cómo se determina el tipo de implante que necesito?

El tipo de implante se determina después de realizar las pruebas necesarias y el diagnóstico sobre las condiciones anatómicas del paciente. Se trata de una decisión facultativa, en la que el médico prescribe el tratamiento más adecuado.

 

¿Qué es un implante dental?

Es una raíz artificial de forma cónica-cilíndrica y roscada realizada en titanio tratado, que se introduce en el hueso y permite la sujeción de una corona o diente artificial.

¿De qué material están hechos?

Los implantes dentales se fabrican en titanio, un metal noble altamente biocompatible que posee la capacidad de integrarse con el hueso, y con el que casi no se han descrito reacciones de hipersensibilidad o rechazo.

¿Cuándo debo colocarme un implante dental?

Los implantes deben colocarse una vez perdida una pieza dental y analizando los factores personales que condicionan cada caso, como son: historia clínica, edad, estética y función dental residual, estética facial, cantidad de hueso disponible y hábitos tóxicos. En líneas generales, el momento ideal de colocación de un implante dental es inmediatamente al extraer un diente o a los dos meses, una vez cicatrizado el hueso que rodeaba al diente perdido. En casos de pérdidas antiguas de piezas dentales, cuanto antes se coloquen, mejor.

¿Tengo hueso suficiente?

Sólo una exploración clínica experimentada y pruebas radiológicas adicionales (escáner) pueden contestar esta pregunta. En caso de no tenerlo, en la mayoría de los casos, se podrá utilizar una técnica reconstructiva que permita la colocación de los implantes dentales (Ver implantes sin hueso).

¿Cuántos implantes necesito?

El número de implantes a colocar depende de: edad del paciente, tipo de hueso, tipo de prótesis que se colocará, análisis de los diferentes factores existentes en cada paciente y que pueden condicionar el tratamiento. Cada caso requiere un diagnóstico, y cada diagnostico, un tratamiento. La cantidad de implantes a colocar es decisión del profesional, quien teniendo en cuenta las pretensiones del paciente, siempre realizará el tratamiento con el menor número de implantes que garanticen el éxito del tratamiento a largo plazo.

¿Cómo se colocan los implantes dentales?

La colocación de los implantes debe ser técnicamente limpia y precisa. En primer lugar, es importante contar con un material perfectamente esterilizado y no estropeado por el uso. La preparación del paciente y cirujano debe ser cuidadosa en la higiene. Cuando todo se ha dispuesto, se comienza con la técnica anestésica, que prácticamente no duele. Posteriormente se realiza el lecho del implante en hueso, usando motor y unas fresas pequeñas, dependiendo del tamaño del implante a colocar. La cirugía para colocar un implante dental no excede el cuarto de hora.

Es importante comunicar que la cirugía, bien planificada y hecha con detalle, casi nunca provoca sufrimiento en el paciente. Son muchos los implantes colocados por el Dr. Fernández Bustillo en los últimos quince años, pudiendo demostrar con la experiencia personal que la colocación de implantes es una técnica segura y no dolorosa, sabiendo que cada caso es nuevo y no tiene nada que ver con el anterior.

¿Existe el fracaso en los implantes dentales?

Los implantes dentales son un método fiable y seguro para la rehabilitación dentaria, pero no están exentos de complicaciones. Como en cualquier procedimiento quirúrgico, es necesaria una formación específica y la experiencia adecuada. Las principales variables que condicionan el éxito de los implantes son: factores inherentes a cada paciente (edad, tipo de hueso, enfermedades sistémicas…), diagnóstico correcto, experiencia del cirujano, tipo de material usado en cirugía y superficie del implante colocado. Una vez colocado el implante y colocado el diente, el éxito a largo plazo también depende de la higiene y de los cuidados del paciente y del trabajo realizado por el especialista en prótesis y laboratorio dental.

Dando por sentado que el diagnóstico es correcto, la experiencia aceptable, el material de calidad y la superficie del implante contrastada científicamente, la tasa de éxito de los implantes debe ser del 98%, es decir, de cada 100 implantes colocados fracasan como mucho 2. En la mayoría de estos casos, a pesar del fracaso, casi siempre es posible la recolocación del implante. En la clínica del Dr. Bustillo este supuesto lo contempla siempre el plan de tratamiento, no aumentando el presupuesto.

¿Qué ocurre si fracasa el implante?

Como se ha dicho en el punto anterior, casi siempre es posible recolocar otro implante en el mismo lecho, inmediatamente al fracaso o tras un periodo de cicatrización ósea. En otros casos será preciso usar técnicas de aumento óseo previo a la colocación de los implantes.

 

¿Cuánto tiempo tarda la intervención para colocar implantes?

La duración de la intervención depende de cada tratamiento y la situación particular del paciente. Los implantes llamados de carga inmediata o sin cirugía se realizan en operaciones de una o dos horas de duración, según las circunstancias particulares. Los implantes sin hueso precisan de varias fases de intervención, a lo largo de un período que puede durar varios meses. En este tiempo, se combinan las soluciones provisionales con la definitiva para que el paciente pueda mantener una buena calidad de vida.

 

¿Se utiliza anestesia en los tratamientos de implantes?

Al igual que en otros tratamientos quirúrgicos, en la inserción de implantes y prótesis es necesario utilizar anestesia. Hace más cómodo el proceso para el paciente y facilita el trabajo del cirujano. En el caso de los implantes se aplica anestesia local, con efectos secundarios mínimos, que apenas impiden llevar una vida normal en las horas posteriores a la operación.

¿Por qué he perdido el hueso?

La pérdida ósea esta íntimamente relacionada, entre otros factores, con la pérdida de los dientes y/o una manera incorrecta de morder. Hay que saber y conocer que el hueso se encuentra en continuo recambio, es decir, se forma y se destruye en equilibrio. Cuando perdemos los dientes la ausencia de masticación con raíces, hace que el estimulo predominante sobre los huesos de la cara sea el destructivo, comenzando a perder hueso primero en anchura y finalmente en altura. Esta pérdida de hueso condiciona la aparición de los primeros signos de envejecimiento facial, así como la imposibilidad de colocar implantes dentales o la de cualquier prótesis dental en casos avanzados.

 

¿En cuanto tiempo perderé el hueso?

Me gustaría contestar de manera precisa esta pregunta, pero por desgracia no existe una cronología precisa del proceso, todos los especialistas del mundo están de acuerdo que la pérdida comienza a suceder a los 2-4 meses de la perdida del diente y su evolución depende de la zona anatómica, del paciente y sus circunstancias, siendo imposible prever un plazo de tiempo ideal de la pérdida ósea. Cuanto antes se realice el tratamiento, en mejores condiciones estéticas y funcionales se colocarán los implantes.

 

¿Necesito hueso, como es el proceso?

En casi todos los casos, es imprescindible realizar un escáner dental previo. Una vez diagnosticado el primer paso es la reconstrucción del hueso perdido, normalmente se realiza en consulta con anestesia local sin apenas sufrimiento. Al mismo tiempo que se realiza la regeneración, se pueden colocar implantes provisionales para dientes inmediatos, o bien confeccionar una prótesis provisional. El tiempo habitual de consolidación de las técnicas de regeneración varia entre 4-8 meses según los casos, transcurrido este periodo se procederá a la colocación de los implantes dentales de forma habitual.

En líneas generales, el momento ideal de colocación de un implante dental es inmediatamente al extraer un diente o a los dos meses, una vez cicatrizado el hueso que rodeaba al diente perdido. En casos de pérdidas antiguas de piezas dentales, cuanto antes se coloquen, mejor.

 

¿Cuánto tiempo sin dientes? En la actualidad si el paciente lo desea, prácticamente no existen casos que obliguen a estar sin dientes largos periodos de tiempo. Lo habitual es colocar de forma inmediata prótesis provisional, de tal forma que el periodo sin dientes no existe. En caso de no tenerlo, en la mayoría de los casos, se podrá utilizar una técnica reconstructiva que permita la colocación de los implantes dentales.

 

¿Qué hago? no tengo hueso en la mandíbula

La anatomía mandibular aplicada a la cirugía de implantes, divide a ésta en tres partes bien diferenciadas; una anterior (casi nunca la pérdida ósea impide la colocación de implantes) y dos laterales situadas por detrás de la salida del nervio mentoniano.

Este nervio generalmente limita la colocación de implantes en los sectores posteriores, donde si la pérdida ósea es grande deberemos emplear injertos óseos, obtenidos de la propia mandíbula (rama, sínfisis o cuerpo), o realizar técnicas avanzadas de regeneración ósea guiada (biomaterial y membranas de colágeno). Remitimos al lector al apartado reconstrucciones óseas, para una mayor información de estas técnicas, así como la presentación de diferentes casos clínicos.

 

¿ Cuándo necesito un injerto?

Se necesita el aumento de hueso mediante la colocación de injertos óseos, cuando la colocación de un implante no es posible en posición ideal funcional y/o estética, en las tres dimensiones del espacio. Esto sólo puede diagnosticarse mediante un estudio 3D craneofacial.

 

¿qué tipos de injertos existen?

Los injertos pueden ser del hueso propio (autoinjerto), de otro individuo de la misma especie (aloinjerto) o procedente de animales (xenoinjerto) Desde hace más de una década el tipo de injerto más utilizado es la Hidroxiapatita Bovina de reabsorción lenta, siendo el producto conocido como Bioss®, el más utilizado y con mayor documentación científica.

 

¿Cómo puedo conocer el injerto que necesito?

El injerto que necesita está determinado por el volumen de hueso perdido, si la altura de hueso se ha mantenido o no es importante desde un punto de vista estético, la mayoría de los casos se solucionan con injertos tipo Bioss®. Si la pérdida es muy grande, predomina en altura, o implica una pérdida facial completa, los autoinjertos, aloinjertos y la cirugía ortognática pueden estar indicadas. (establecer enlace con la cirugía ortognática).

 

¿Qué puede ocurrir si decido no hacerlo?

La colocación de implantes en hueso insuficiente condiciona un fracaso total del tratamiento. En aquellos casos en los que se puede elegir una opción sin injertos, es el paciente quien una vez informado del resultado funcional (masticación) y estético decide hacerlo o no.

 

¿Qué ocurrirá después, como es el post operatorio…?

En la actualidad pocas son las técnicas que requieren el uso de medios hospitalarios y condicionan periodos largos de incapacidad. Es importante la habilidad del cirujano para conseguir un traumatismo mínimo en un tiempo corto. Un periodo de inflamación de dos o tres días (pico 72h), y la parición de un hematoma de mayor o menor intesidad suelen ser las secuelas más frecuentes. La ausencia de dolor es una norma en las cirugías sin complicaciones.

 

¿Puede salir mal…., qué ocurre entonces?

Como cualquier acto médico la complicaciones son posibles, la infección, apertura de la herida o el no funcionamiento de la técnica son las más frecuentes. En mi experiencia personal sobre injertos óseo puedo decir que las complicaciones tienen relación con la poca experiencia del doctor que las realiza, el tipo de material utilizado, la ausencia de educación del paciente para los cuidados posteriores, prometer soluciones de tipo provisional o estético que condicionan el éxito del caso.

En resumen, como en cualquier otra especialidad de la medicina ningún profesional debería de realizar una técnica sin la seguridad del éxito de la misma para ese caso en particular.

 

¿Aumentará mucho el presupuesto…?

El presupuesto en caso de injertos siempre aumenta, este aumento es consecuencia del uso de material biológico y es proporcional a la cantidad del mismo. Desconfíe de injertos que no aumentan el presupuesto y son gratuitos. Probablemente no haga falta hacerlos.

 

¿Por qué se publicitan tanto los implantes sin injertos…?

Además de la necesidad de una titulación de especialidad médica, la formación previa y la experiencia clínica son las bases para poder realizar cirugía reconstructiva con éxito. Para muchos centros, estas condiciones son difíciles de alcanzar siendo su mejor alternativa la promoción de tratamientos sencillos evitando injertos, no por su indicación médica si no por su facilidad de ejecución.

Si a esto le sumamos un presupuesto más atractivo, la confusión por parte del paciente suele ser la norma. Solo queda decir que la relación médico y paciente, así como la ética que la define es tan antigua como la medicina. Confíe en la opinión de su médico y desconfié de mensajes comerciales.

 

¿Cuáles son sus resultados?

Desde finales de los años 70, existe un manual sobre cirugía reconstructiva del Dr.Fonseca (USA), aplicado al mundo de la implantología oral. Ya entonces la tasa de éxito de las diferentes técnicas rondaba el 90%. Desde entonces han pasado 45 años y hemos mejorado bastante.

¿Es una técnica nueva?

Su origen es del 1980, es una técnica con 35 años de historia.

 

¿Evita el uso de injertos óseos?

No, es una opción más, que muchas veces se acompaña de injerto óseo. El más frecuentemente realizado es la elevación de seno simultánea, para evitar un recorrido intrasinusal del implante. Pueden ser usados como alternativa en los sectores posteriores del maxilar colocando dos o cuatro implantes. Su uso más tradicional es en número de dos acompañado de 4 implantes en la zona subnasal

 

¿Cuál su tasa de éxito comparada con el resto de implantes?

Su tasa de éxito ha sido discutida, no existen tantos estudios como los publicados con implantes rectos, hoy podemos decir que los implantes angulados tienen una tasa de éxito similar al resto.

 

¿Son más económicos?

Los implantes cigómaticos son mas caros que los convencionales. Si en la técnica no se coloca material de injerto y se disminuye el número de implantes, el presupuesto del tratamiento debería ser diferente al realizado con implantes convencionales.

 

¿Cuáles son sus complicaciones más frecuentes?

Sus complicaciones son semejantes a la del resto de implantes. Su gran longitud y su anclaje en el tercio medio facial puede ser un factor a tener en cuenta en caso de necesitar su retirada.

 

¿Cuándo recomendaría su colocación?

En aquellos casos en los que el paciente no deseara otro tipo de alternativa y aceptara el diseño protésico final con pilares angulados. En todos los casos en los que su uso permita un resultado similar al obtenido con otras técnicas mas invasivas.

¿Qué es el Zirconio?

Hay dos tipos de zirconio. El zirconio biocerámico, que es un material de tono blanco, y que tiene como su principal característica la resistencia al deterioro / corrosión, incluso cuando se somete a ácidos altamente corrosivos, y el óxido de Zirconio cúbico, producido en el laboratorio, que se asemeja a la de los diamantes.

 

¿Cuáles son las principales ventajas del uso de implantes de zirconio?

Según las últimas investigaciones, el uso de este material tiene varias ventajas: genera menos inflamación, es mas biocompatible, tiene mayor resistencia y su color blanco favorece el resultado estético.

¿ Y las desventajas de su utilización en comparación con el uso de titanio, cuales son?

A pesar de la superioridad de sus propiedades frente al titanio, el numero de estudios científicos es escaso. No sabemos muy bien su comportamiento a largo plazo y la tendencia a las pequeñas fracturas  condicionan el uso prudente de este tipo de implantes.

 

¿Cuándo indicaría su uso?

En pacientes con alergias o hipersensibilidades a metales, en aquellos casos estéticos del sector anterior elegidos por el paciente. Y en ambos casos, cuando el paciente asuma las limitaciones científicas del producto.

¿Qué puede provocar el fracaso de mis implantes?

La pérdida de implantes debe ser inferior al 95%. Si no es así, el profesional y su equipo deberían plantearse el tipo de material utilizado o las técnicas empleadas. Los pacientes fumadores, los que tiene pobre higiene oral y aquellos que pierden los dientes por enfermedad periodontal son los que tienen más probabilidades de fracasar con un tratamiento de implantes. Esto puede ser corregido, con un buen diagnostico de la cantidad y calidad de hueso que el paciente tiene (TAC), para posteriormente hacer un tratamiento con el número de implantes suficientes para aguantar las cargas de la masticación.

También hay que recordar que el Técnico de Laboratorio, su forma de trabajar la métrica de los diferentes componentes usados para la fabricación de los dientes, puede condicionar un fracaso prematuro del tratamiento si no es realizado con unos estándares mínimos de calidad

 

¿Cómo darme cuenta que mis implantes no están bien?

Generalmente, la enfermedad que afecta a los implantes y al hueso que los rodea, llamada Periimplantitis, no tiene muchos síntomas. Suele comenzar con algún signo de sangrado al cepillarse con ligero dolor. Cuando la enfermedad avanza, existe mal olor, supuración, sangrado y dolor intenso.

Las revisiones realizadas por el médico son la mejor manera de prevenir la evolución de la enfermedad.

 

¿Qué es la periimplantitis?

La perimplantitis es una infección crónica de la superifice de los implantes provocada por la pérdida de hueso a su alrededor. La colocación de pocos implantes, la mala calidad ósea, excesivas fuerzas masticatorias o evitar injertos cuando son necesarios, puede provocar la pérdida de 1-2 mm de hueso alrededor de la conexión del implante. Este hecho condiciona una inflamación, llamada “mucositis”, y que es el primer estadio de la enfermedad y el único reversible. De ahí la importancia de su diagnostico.

 

¿Quién es el culpable de la pérdida de los implantes?

La pérdida de los implantes no tiene un único culpable, es un problema multifactorial: factores del cirujano, factores del laboratorio, factores del paciente, factores del control posterior etc.

Es el doctor a la hora del diagnóstico quien tiene la responsabilidad de controlar los factores de riesgo y es una obligación por parte del paciente conservar mediante sus cuidados y controles el tratamiento realizado.

El tiempo y el envejecimiento inevitable puede ser la causa del fin de un tratamiento correctamente hecho y mantenido. Antes de los 15 años esto no suele ser lo normal.

 

¿Tiene solución mi caso?

Todos los casos tienen solución. Es mucha la experiencia acumulada sobre casos fracasados. Generalmente, se solucionan con injertos relativamente sencillos y con prótesis provisionales inmediatas. No se deje colocar una “dentadura postiza” después de un esfuerzo tan grande para conseguir una boca con estética y salud.

 

¿Existen los tratamientos con GARANTIA?

Ninguna especialidad médica puede garantizar un tratamiento. ¿Se imagina a su Cirujano Cardiovascular garantizando un trasplante cardiaco, o a su traumatólogo haciéndolo con la prótesis de cadera?.

La mejor de la garantía es la confianza que debe existir entre paciente y médico para realizar un tratamiento. Si no existe, es mejor no empezarlo.

Hace ya muchos años que a nuestros pacientes les trasmitimos la responsabilidad sobre el tratamiento que tanto esfuerzo les ha costado. Siempre que han existido problemas, los hemos solucionado sin añadir coste alguno para el paciente, pero esto no es garantía, es ética y humanidad.

El resto de las garantías, forman parte de un mensaje publicitario del que no quiero formar parte. Mis pacientes son mucho más que un producto.

Si tiene dudas sobre reconstrucciones óseas, póngase en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarle.

¿Es necesaria la ortodoncia previa?

En la mayoría de los casos si, en otros es posible realizar la técnica denominada “Surgery First” en la que se opera primero y se coloca la ortodoncia después. Solo en aquellos casos en los que únicamente se opera el mentón (Mentoplastia) no es necesario el tratamiento de ortodoncia.

¿Cómo se planifica mi caso? ¿Cómo voy a mejorar?

Cada caso se planifica de forma conjunta con el ortodoncista, valorando la posición de los dientes en relacióna la estética facial. En la actualidad, la planificación la realizamos mediante cirugías virtuales previas, simulando su efecto en modelos estereolitográficos y fotos faciales. Los sofwares utilizados son (Dolphin®, Simplant o&o® y Nemo®)

¿Es la estética tan importante?

La estética es un valor subjetivo al que cada paciente le da un valor diferente. Es importante conectar bien con la auto percepción de cada paciente para poder valorar su motivación. Hoy creo que la estética es un objetivo presente en cualquier tratamiento médico.

¿Cómo es el proceso quirúrgico?

El proceso varía si la cirugía es maxilar, o maxilar y mandibular. Generalmente es un proceso de unas 2-4h de intervención (depende de los movimientos dentarios a realizar), realizado bajo anestesia general y en el que tras uno o dos días de ingreso, el paciente es dado de alta. Existe un periodo de recuperación posterior de unas 3 semanas para poder hacer vida socio-laboral normal.

¿Cuánto tiempo tardaré en recuperarme?

24-48h para volver a casa, 10 dias para retirar los puntos de sutura, y dos semanas más para que la inflamación desparezca.

¿Es necesario permanecer con la boca bloqueada?

No es necesario bloquear la boca si el trabajo de ortodoncia es bueno y los dientes ajustan sin movimientos e irregularidades.

¿Dónde se realiza la cirugía?

La cirugía se realiza en la Clinica Universidad de Navarra, donde la experiencia y profesionalidad de sus especialistas trasmiten la confianza necesaria para hacerlo en un entorno de tranquilidad y responsabilidad.

Si tiene dudas sobre estética dentofacial y diseño de sonrisa, póngase en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarle.

Si tiene dudas sobre técnicas de diagnóstico digital, póngase en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarle.