Implantes fracasados

Hace más de una década que la comunidad científica internacional definió con claridad y exactitud los conceptos para definir un tratamiento de éxito. Entre ellos se encuentra, y para mí de forma fundamental, el cumplir las expectativas del paciente

En la actualidad, los diferentes consensos europeos y americanos cifran la tasa de éxito de los implantes dentales en un 95% a los 15 años de su colocación. En una experiencia personal similar en años, podemos decir con claridad que nuestra experiencia personal supera el 95% de éxito.

Ahora bien, la estadística es una ciencia que sirve para que la comunidad científica compare datos y analice tratamientos, pero no para poder garantizar a los pacientes el éxito del tratamiento. Un paciente es único, su tratamiento por tanto también. Si el diagnóstico es correcto, los factores de riesgo controlados (tabaquismo, mala higiene y enfermedad de encías previa) y el tipo y número de implantes adecuado a la cantidad y calidad de hueso,  el caso funcionará con éxito mucho años.

Es un deber de cualquier médico responsabilizarse del tratamiento que realiza. No se pueden garantizar los tratamientos, no es ético ni legal, ya que el tratamiento en sí no es un producto. Lo que sí podemos, y así lo hacemos en Clinica Bustillo desde nuestro comienzo, es responsabilizarnos de los problemas del tratamiento y asumir su solución sin coste añadido para los pacientes.

Por otro lado, la formación, y el manejo de las técnicas de recosntrucción ósea hacen posible que lo fundamental para evitar los implantes fracasados sea su prevención. Por eso, nuestros pacientes disponen de un protocolo internacionalmente aceptado mediante dos consensos de la EAO (European  Association for Osseointegration) para prevenir la aparición de la enfermedad implantaria y su tratamiento en las fases iniciales.

Hay que recordar a los pacientes que la forma de fabricar y colocar la dentadura sobre los implantes puede tener mucha culpa de su éxito o fracaso. Por eso, es necesario informar del tipo de conexión que se utiliza, el origen de los materiales y el laboratorio dental con el que se trabaja.

Nuestro centro es, desde hace años, centro de referencia en Europa para solucionar aquellos casos fracasados mediante sofisticadas técnicas de regeneración ósea guiada.