Implantes cigomáticos y angulados

Los implantes cigomáticos no son algo nuevo. Su origen y desarrollo es bien conocido desde 1980, fueron desarrollados por el Dr. Branemark en Suecia inicialmente en aquellos casos de pérdidas masivas de hueso, por lo general defectos de origen oncológico. 

Son implantes de longitudes variables (entre 30-50 mm) colocados sobre la parte del pómulo de la cara. Su desarrollo se realiza gracias a la marca Nobel Biocare® y en la actualidad son una alternativa de tratamiento para el paciente sin hueso.

La tasa de éxito de estos implantes es similar a la del resto. Su peculiaridad,  aparte de su longitud, es la emergencia angulada, lo que condiciona la aplicación de una solución protésica no del todo natural. Actualmente se discute si su recorrido intrasinusal debe acompañarse de injertos o no.

En mi opinión personal, son implantes indicados para aquellos pacientes con poco hueso que por diferentes motivos no desean una reconstrucción de hueso.

Antes y después